Página inicial. Editorial Point de Lunettes. Página inicial. Editorial Point de Lunettes.
 
 
 

Colecciones > Los libros perdidos >

Ficha técnica del libro

Delmira Agustini: Los cálices vacíos.

Edición crítica e introducción de Rosa García Gutiérrez
Año de edición: (Enero 2014).
Tamaño 8º, 323 pp.
Impreso a doble tinta.
Tipos: Didot y Hoefler Text.
Tirada: 1.200 ejemplares.
Imprimió: Entorno Gráfico (Atarfe, Granada).
Encuadernó: Olmedo Hnos.

 

Portada

 

La autora y el libro:

Los cálices vacíos, publicado por la poeta uruguaya Delmira Agustini en 1913, es uno de los libros centrales del modernismo hispánico y un título mítico de la tradición literaria femenina moderna. La fascinante leyenda en torno a la poeta, asesinada por su exmarido en 1914, parece haberse impuesto a la verdad y a la complejidad de un poemario que Agustini meditó en cada una de sus partes y en el que quiso hacer valoración y relectura de su trayectoria. No menos controvertida que su lectura crítica es la problemática y discutible transmisión textual del libro a lo largo de estos cien años, nunca respetuosa con la voluntad de la autora. Coincidiendo con su centenario, esta edición de Los cálices vacíos busca restituir en cada pormenor el volumen diseñado por Agustini e interpretarlo, no a la luz de su trágico final, sino en los paisajes a los que quiso pertenecer y a los que accedió, como mujer, con dificultad: el del novecientos uruguayo en una de sus líneas más representativas, la decadente, el del modernismo hispánico y el de la tradición simbolista occidental.

La autora de la edición crítica:

Rosa García Gutiérrez es Profesora Titular de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Huelva. Es autora de Contemporáneos. La otra novela de la Revolución mexicana (1999) y editora de la Poesía completa de Xavier Villaurrutia (2006). Ha escrito trabajos sobre cultura y literatura mexicana de la primera mitad del siglo XX, las relaciones literarias entre España e Hispanoamérica en el fin de siglo y las vanguardias, y la escritura de mujeres.

 

Texto
(página 173 –Texto en francés de Delmira Agustini y versión en castellano de Manuel García–
y página 174)

Debout sur mon orgueil je veux montrer au soir
L'envers de mon manteau endeuillé de tes charmes,
Son mouchoir infini, son mouchoir noir et noir,
Trait á trait, doucement, boira toutes mes larmes


II donne des lys blancs á mes roses de flamme
Et des bandeaux de calme á mon front délirant ...
Que le soir sera bon!.. II aura pour moi l'âme
Claire et le corps profond d'un magnifique amant.


[De pie sobre mi orgullo, le enseñaré a la tarde
el forro de mi manto, de luto sin tus gracias.
Su extensísimo paño, su paño negro y negro
beberá sorbo a sorbo, dulcemente mis lágrimas.


Y pondrá lises blancas en mis rosas ardientes,
y dará blandas vendas a mi tez delirante.
Que la tarde propicia traiga para mí el alma
clara, el cuerpo profundo de un magnífico amante.]






A EROS


Porque haces tu can de la leona
Más fuerte de la Vida, y la aprisiona
La cadena de rosas de tu brazo.



Porque tu cuerpo es la raíz, el lazo

Esencial de los troncos discordantes

Del placer y el dolor, plantas gigantes.


Porque emerge en tu mano bella y fuerte,
Como en broche de místicos diamantes
El más embriagador lis de la Muerte.


Porque sobre el Espacio te diviso,
Puente de luz, perfume y melodía,
Comunicando infierno y paraíso.


—Con alma fúlgida y carne sombría . . .