Página inicial. Editorial Point de Lunettes. Página inicial. Editorial Point de Lunettes.
 
 
 

Colecciones > Esquenocomo >

Ficha técnica del libro

Alejandro Pedregosa: En la inútil frontera.



Año de edición (2006).
Tamaño 8º, 66 pp.
Impreso a dos tintas.
Tipos: Janson text y Gill sans.
Tirada: 650 ejemplares.
Imprime: Entorno Gráfico (Maracena, Granada).
Menciones de honor: Este libro obtuvo el Premio Nacional de Poesía “Paloma Navarro” en su edición de 2005.

 

Bio-bibliografía del autor:

Alejandro Pedregosa (Granada, 1974) es licenciado en Filología Hispánica y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad de Granada. La mayor parte de su producción literaria se enmarca en el terreno de la poesía. Ha publicado dos libros de poemas: Postales de Grisaburgo y alrededores (accésit del Premio García Lorca, 2000) y Retales de un tiempo amarillo (Premio Ciudad de Trujillo, 2002). Participa en el libro colectivo Dos días laborables y un domingo (Ayuntamiento de Loja, 2001, gracias al accésit del Premio Artífice de Poesía). En octubre de 2004 recibe el accésit del Premio José Agustín Goytisolo en Barcelona y en abril de 2005 gana el Premio de Novela José Saramago con Paisaje quebrado, editado por Germanía. Actualmente es director de la revista literaria “Letra Clara” y prepara su tesis sobre la ironía en las poéticas contemporáneas..

Sinopsis del libro

En la inútil frontera es un libro donde el autor reflexiona sobre el amor, los viajes y los lugares y la historia de la literatura. Desde Homero a Valle-Inclán, a ciudades como Lisboa y otros lugares emblemáticos, el poemario mantiene una importante altura lírica con poemas en verso libre y estructura bien cerrada. Es un poeta que, no obstante su juventud, tiene oficio literario y es hombre de letras que no renuncia, ni mucho menos, a una propuesta ética..

 

Texto (pág. 39)

LAMENTO DE FRONTERA FRANCESA (ANTONIO MACHADO, 1939)

Del dolor de la historia ya vivida
brotaba un manantial de soledades,
de pájaros cantores
y árboles caídos
por la helada mañana del adiós.

El acuerdo tácito que los labios sellaron
en la trampa mortal de un hasta siempre,
y el pañuelo que guardaba
un roce de mejilla en primavera.

Así sus pasos
se unieron a esta hilera de hombres mutilados
que insensatos esperan
tras de aquellas montañas
la paz
        en la espesura de una sopa,
sin saber que el vencido,
a pesar de la vida,
no es otra cosa que un viejo armazón
donde escarba constante la derrota.

Reseñas de prensa