Página inicial. Editorial Point de Lunettes. Página inicial. Editorial Point de Lunettes.
 
 
 

Colecciones > Esquenocomo >

Ficha técnica del libro

Rafael Ruiz Pleguezuelos. El pez luchador.


Año de edición: 2010.
Tamaño: 8º, 70 pp.
Tipos: Jansοn Text y Gill Sans.
Tirada: 600 ejemplares.
Ilustración de cubierta delantera: Collage digital de Mª Jesús Casermeiro Castro.
Imprimió: Entornó Gráfico (Maracena, Granada). Encuadernó: Olmedo Hermanos.

 

Bio-bibliografía del autor:

Rafael Ruiz Pleguezuelos nació en Granada en 1974. Es licenciado en Filología Inglesa, Hispánica y Teoría de la Literatura por las Universidades de Granada y Galway (Irlanda), y en la actualidad compagina la escritura con la enseñanza en un centro de Secundaria y Bachillerato.  Hasta el momento su obra ha recibido galardones como el primer premio del Certamen de relato corto Emaús (2008) y ha sido finalista de varios premios como el IV premio Ron y Miel (2007), el XVI concurso de relatos El Fungible (2007) o el concurso de relatos cortos Cerdà y Rico (2007). En el 2009 se han rodado dos cortometrajes con guión suyo, Inteligente (dirigido por Julio García Escames) y Green (dirigido por Jesús Rabasco). Es columnista y crítico literario en publicaciones periódicas y editoriales como Facts on File o Manly, Inc.

Sinopsis del libro

El pez luchador es Premio García Lorca de Teatro en la edición de 2009. Una noche de luna llena, dos desconocidos eligen el mismo lugar para ir a pescar. A pesar de que al principio son reacios a hablar el uno con el otro, la noche irá haciéndoles más y más confiados, y comenzarán a recorrer confidencias y a contar retazos de su pasado que componen los grandes temas e inquietudes del hombre: el amor, la amistad, el trabajo..., todo ello salpicado de consejos y anécdotas sobre su pasión común: la pesca. En la exaltación de esta amistad repentina e inesperada, ambos mantendrán una sospecha acerca de la influencia que la luna ha podido tener en esta noche mágica en la que, además, un pez que los dos han creído dejar escapar muchas veces volverá a presentarse ante ellos.


 

Texto (pág. 24).

Cuadro segundo

Voz en off.– El veinticuatro de junio, los que despiertan en mitad de la noche sueñan levantar de la cama como si su vida empezase otra vez. Sueñan con morir abrasados, y para no hacerlo tienen que saltar y desafiar al fuego en el aire. Los que no despiertan, los que aguantan las bromas que el diablo hace, sueñan que una barca en medio de un río ancho y caudaloso, en un descenso más o menos animoso, sin ser aguas bravas, y sin posibilidad alguna de gobierno, ni remos ni vela, les lleva. Se obsesionan con la idea de que lo más sencillo sería caer al agua de una vez por todas. Si se fijan mucho, les llama la atención que una ribera sea tan diferente a otra en su relieve. Una de las orillas es abrupta y quebrada, arrasada más que bañada por este río pernicioso. Parece ascender de una manera que casi es demasiado audaz, descarada, envuelta en ocasiones por nubes bajas que la visitan y que parecen querer cortar cada uno de sus riscos. Entre las rocas de la ribera este, pequeñas figuras humanas, les hacen indicaciones con la mano, les piden que se esfuercen por acercarse a la orilla, aunque no llegan a oír sus voces por el estruendo de las aguas de este río asesino.

 

Reseñas de prensa