Página inicial. Editorial Point de Lunettes. Página inicial. Editorial Point de Lunettes.
 
 
 

Colecciones > Esquenocomo >

Ficha técnica del libro

Juan Carlos Friebe: Poemas a quemarropa.

Año de edición (Otoño 2011).
Tamaño 8º, 100 pp.
Tipos: Janson text y Gill sans.
Impreso a doble tinta.
Portada: Dibujo de M.ª Jesús Casermeiro Castro sobre un papel de aguas.
Tirada: 765 ejemplares.
Imprimió: Entorno Gráfico (Maracena, Granada).
Encuadernó: Olmedo Hnos.

 

Portada

Bio-bibliografía del autor:

Juan Carlos Friebe (Granada, 1968) es autor de Anecdotario (1992), Poemas perplejos (1995), Aria contra coral (2002) Las briznas: Poemas para consuelo de Hugo van der Goes (2007, publicado en Point de Lunettes) y coautor de Geometría del desconcierto: Las Bacantes (2009) junto a Jaime García, poema escénico basado en la obra de Eurípides.

Sinopsis del libro

“Cuando leí el original de Poemas a quemarropa, me impresionó desde el primer poema. Se trata de una poesía épica en la que la lucidez deja paso, a veces, a la ternura. Esa conjunción de la sensible desnudez en la exposición con el horror del argumento me causó una sorpresa y un asombro largamente esperados en la lectura de la poesía más reciente. Se trata de un estremecedor alegato contra la crueldad humana escrito con emoción y con una voz personalísima. Espero no equivocarme si digo que pocos libros como éste merecen un destacado puesto en su generación.”
                                                                            (Rafael Guillén)

 

Texto

(páginas 44 a 45)

 

ROMANCE DE LA GUERRA CIVIL

Señora Guerra Civil: quién la trujera de nuevo, con estolas, con sotanas, Jaramas y Paracuellos, y los barrancos de Víznar
              Desnudos de velos negros.

Señora Guerra Civil: quién la trujera de nuevo, y acribillado otro mirlo cayera a plomo en su huerto, y al fin terminase toda,
              paredón de nuestros versos.

Señora Guerra Civil: quién la trujera de nuevo, que ya hay demasiados vivos viviendo de aquellos muertos, y sobrinos y albaceas
                  y poetas testaferros.

Señora Guerra Civil: quién la trujera de nuevo con prebendas de ataúdes por servidumbres de predios, mastines dientes de leche,
                      lobos con piel de cordero.

Señora Guerra Civil: quién la trujera de nuevo, con una venda en los ojos para suplicio de tuertos, y paz a los fusilados,
                   y pira para sus huesos.

Maldita Guerra Civil: quién la trujera de nuevo, y alguien cavara su tumba para alivio de los restos, y enterrara, en cal viva,
           a todos sus herederos.