Página inicial. Editorial Point de Lunettes. Página inicial. Editorial Point de Lunettes.
 
 
 

Colecciones > Esquenocomo >

Ficha técnica del libro

Hasier Larretxea: Azken bala / La última bala.


Traducción de Ángel Erro.
Prólogo de Jabo H. Pizarroso.
Año de edición: 2008.
Tamaño 8º, 104 pp.
Tipos: Janson Text y Gill sans.
Tirada: 1000 ejemplares.
Maquetación y diseño de libro y cubiertas de Mª Jesús Casermeiro. La imagen de cubierta delantera es una fotografía de José Manuel Casermeiro.
Imprimió: Entorno Gráfico (Maracena, Granada).
Encuadernó: Olmedo Hermanos.

 

Bio-bibliografía del autor:

Hasier Larretxea, nació en Arraioz (Valle de Baztán), Navarra, en 1982. Ha publicado los poemarios Eguraldi lainotsua (2001) y Bazaudete? (2004). A pesar de su juventud acaba de recibir en noviembre de 2008 el premio Francisco Yndurain de literatura.

(Hasier Larretxea Arraiozen (Baztango harana), Nafarroan, sortu zen, 1982an. Eguraldi lainotsua (2001) eta Bazaudete? (2004) poemarioak argitaratu ditu.
 

Sinopsis del libro

Azken bala / La última bala es el primer libro bilingüe euskera-castellano que se publica en Andalucía. Su autor, originario del Valle de Baztan (Navarra) ataca de forma radical el concepto de violencia. Azken bala, desde la cultura en euskera, es un disparo (poético) en la línea de flotación de los violentos. Hasier Larretxea, usando la ironía y, a veces, el sarcasmo, hace una apuesta decidida por la paz y por la poesía y la palabra como el arma más perdurable para conseguir cualquier cosa.

Azken bala / La última bala, es una apuesta valiente por la paz. Como la poesía llega al meollo en donde el lenguaje normal sólo merodea, estos versos, llenos de vida, irónicos, puntiagudos, deciden abordar el tema de la violencia vasca de forma decidida. Dice el prologuista Jabo H. Pizarroso: “Hasier habla de verdad y su poesía discursiva, prosódica y liberada nos coloca de espaldas a un muro. Ese muro es nuestra conciencia. Ese muro es nuestro pasado y nuestro futuro y también un gran montón de balas en el desierto y enterradas. Como decía Celaya, la poesía puede obligar a cambiar el mundo, y yo creo que en estos momentos eso es  siempre posible”.

(Azken Bala/La Última Bala Andaluzian euskaraz eta gaztelaniaz argitaratzen den lehen liburu elebiduna da. Bere egilea, Baztango haranekoa (Nafarroa) bera, modu erradikalean erasotzen du indarkeriaren kontzeptua. Azken Bala, euskarazko kulturatik, haizeen flotazio-marrean, tiroketa (poetikoa) da. Hasier Larretxeak, ironia eta zenbaitetan burla erabiliz, bakearen, poesiaren eta hitzaren aldeko apustu irmoa egiten du, ezein gauza lortzeko armarik iraunkorrena bezala.

Azken bala / La última bala bakearen aldeko apustu ausarta da. Ohiko hizkuntza inguru-minguru dabilen tokian poesia muinera iristen denez, bertso zorrotz, ironiko, bizitzaz bete hauek Euskal Herriko bortizkeriaren gaiari zirt edo zart heltzen diote. Jabo H. Pizarrosok aitzinsolasean dio: “Hasierrek zintzotasunez hitz egiten du eta bere poesia diskurtsibo, prosodiko eta askatuak murru baten kontra jartzen gaitu. Murru hori gure kontzientzia da. Murru hori gure iragana eta etorkizuna eta baita basamortuan lurperatutako bala pilo handi bat ere. Celayak zioenez, poesiak mundua alda dezake eta uste dut oraingoan hori posible dela.”)


 

Texto (páginas 80 y 81):

Erre ezazu autobusa.
Erre, kutxazain automatikoa.
Erre, zaborrontzia.
Erre ezazu auzo guztia.
Herria, hiria.

Basoa.

Su horretan zu erre baino lehen.

 

 

Quema un autobús.
Quema un cajero.
Quema una papelera.
Quema todo un barrio.
Un pueblo, una ciudad.

Un bosque.

Antes de que también tú te quemes en ese fuego.

 

 

 

Texto (páginas 94-95):

 

AZKEN BALA

Azken aukera baliatu dut.

Hitzak baduelako bala batek haina indar.

Zure txanda da orain.

Nahiz eta ni hil,
poemario honek biziraunen du.
Poemario hau izanen da nire ondorena.
Nire oroitzapena.

Hil nazakezu,
Poesia baina,
ez duzu nehoiz ere erailko.
Suntsituko.

 

LA ÚLTIMA BALA

Aprovecho mi última oportunidad.

Porque la palabra tiene tanta fuerza como una bala.

Ahora es tu turno.

A pesar de que yo muera,
este poemario sobrevivirá.
Este poemario será mi heredero.
Mi recuerdo.

Me puedes matar,
pero nunca asesinarás,
nunca destruirás la poesía.

Porque la palabra permanecerá en el tiempo.

¿Y la violencia?

 

Reseñas de prensa